sábado, 6 de diciembre de 2008

Manejo de la búfala

El proceso tecnificado de producción en el campo se inician con la preñez de la búfala. Las bubillas, alcanzan su madurez sexual, y están listas para concebir.
Síntomas y determinación del celo en las búfalas

Son similares a los del vacuno, siendo muy discretos en la búfala, esto hace como lo dicho anteriormente que sea de difícil labor. Existen signos y síntomas comunes. El celo se diagnostica por palpación rectal del útero, el cual presenta en esta fase el tono aumentado.
Dentro de los factores q afectan la eficiencia reproductiva de rebaños bufalinos, la detección del celo es el que más se destaca, debido a la manifestación de sintomatología discreta y la necesidad de personal más capacitado para su identificación. Por este motivo, la utilización de vio tecnologías de la reproducción se encuentran limitados debido a la dificultad de detectar las características del comportamiento durante el celo en esta especie.
Existen evidencias de que, en la especie bufalina, el celo posee menos intensidad que en la vacuna. Mientras que en los vacunos el comportamiento de celo es previsible, en los bufalinos, al contrario, es muy variable, es por ese motivo que resulta difícil predecir el momento de la ovulación, probablemente ligada al final de este periodo.
Una característica reproductiva que debe ser tomada en consideración en los bufalinos es la baja incidencia de comportamiento homosexual durante el celo, esto se refiere, al hábito de las hembras montar unas a otras durante la fase de aceptación. Al contrario de los vacunos, es raro observar esta sintomatología en bufalinos, ósea, solamente en 3.44%.
Lo que indica que, con mayor frecuencia, el macho realiza la monta en el periodo de celo este comportamiento disminuye la visualización externa del celo y durante mucho tiempo se hizo pensar que los bufalinos presentaban celos débiles y silentes, lo que demuestra que es indispensable la utilización de retajos para la detección del celo en esta especie. Esta característica, asociada a la gran variación de la duración del celo en los bufalinos (6 a 48 horas), torna el manejo de la detección del celo más trabajoso y dificulta la utilización de la inseminación artificial.
Las búfalas tienden a ser estacionarias y paren durante los meses de agosto a enero, siendo los meses con más concentración de partos octubre, noviembre y diciembre. En la raza murrah la gestación mantiene una medida de 306 días, variando de 298 a 317 días según la raza. Para fines de cálculos, se pueden utilizar valores en torno de 10 meses para la duración de la gestación de las búfalas.
Las hembras preñadas suelen buscar un lugar escondido entre los arbustos para parir y a veces permanecen hay dos o más días. Por lo tanto, antes del parto procuramos transferirlas a pastos donde no hayan arbustos, hierba alta o escondites, para poder prestar prontamente asistencia a los recién nacidos.
Muchas veces sucede que las hembras al parir, se inquietan al ver a los pájaros carroñeros o a los perros intentando comer el resto de la placenta o también el ombligo de los bucerros. Los barriales, las ubres con pezones muy grandes y la presencia de bucerros más viejos, entre otros, son obstáculos que imposibilitan que el becerro mame en las primeras horas de nacido. Si no mama el primer día, al segundo día ya se encuentra muy flaco, sin fuerzas para mamar y al tercer día muere. Muchas veces los encargados para evadir responsabilidad, dicen que nació enfermo lo cual regularmente es falso.

Ovulación y tiempo de inseminación

La mayoría de las hembras ovulan entre 9-24 horas después del síntoma del celo. Así para alcanzar los porcentajes del 85% de fertilidad es necesario intensificar la observación de los síntomas del celo y realizar una profunda inseminación artificial después de que cese los síntomas del celo, es decir cuando el retajo no demuestra ningún interés por la búfala.
En las búfalas, los celos aparecen entre 20-40 días después del parto son los más fértiles debido a condiciones uterinas y endocrinas. El celo es útil, cuando es seguido por la concepción o por una fase luteal capaz de permitir un celo sub-consiente. La preñez puede no siempre seguir a un celo manifiesto especialmente si el celo es al menos uno antes del comienzo de un periodo a cíclico

Sincronización del celo

Después del punto de vista práctico los tratamientos de sincronización del celo no se deben efectuar cuando no exista una actividad reproductiva evidente. Se debe usar solo cuando se observe una actividad sexual intensa, por lo tanto el celo se sincroniza, no se induce. Con en uso prostaglandina F2 alfa. El celo se presenta a las 72 y 96 horas con buenos resultados. En valle rivera Brasil, se sincronizaron 46 búfalas y se observo 91.3% de exactitud en la detección de celo. El intervalo entre la aplicación y en comienzo de la manifestación de los síntomas fue de 62.57 horas.
Los elementos a considerar a través de la palpación son el feto y membranas fatales, el alargamiento del útero y el frémito de la arteria uterina media. También se cuenta con los niveles de progesterona pero es costoso.

2 comentarios:

cheynic contreras dijo...

Me parece importante el contenido sobre el manejo de la bufala en el momento de preñez y parto!! M gustaria saber como se detectaria cuando la bufala esta en celo? y q pasaria si en el momento del parto la madre tuviese una recaida fuerte.. d q otra forma se pueden alimentar a sus crias sin la lactancia de su madre?!!

Dennis C. dijo...

En nuestra explotacion bufalina estamos inseminando con semen Italiano, en cuanto a la detección del celo es un poco dificil puesto que la bufala no muestra muchas señales como sus primas vacunas, sin embargo con un buen hojo y un poco de experiencia se pueden detectar, aqui utilizamos butoros detectores de celo, estan desviados y usan chimball con pintura, en las hembras a veces se ven laceraciones en el tren posterior del anca, esto indica que a estado siendo montada, ay que yebar muy bien controlada la hoja de vida y fechas de parto pues las bufalas son monoestricas estacionales y casi en su mayoria se cargan un mes despues del parto. En cuanto a si tienen recaidas despues del parto en nuestra explotacion no se a presentado, no hay metritis ni nada de bucerros atascados a la hora del naciemiento (veo que las bufalas ni sienten el parto porque tienen una amplia caja pelvica), se pueden alimentar muy bien artificialmente, en algunas ocaciones e alimentado con biberon y leche en polvo para ternero. Se adaptan muy bien, lo unico es que hay que desparacitar, un indicador es cuando se vuelven muy velludos. Saludos, Dennis C.